San Luis Potosí se conforma por cincuenta y ocho municipios y se ubica al Norte del país; tiene sus límites con los Estados de Nuevo León, Tamaulipas, Veracruz, Hidalgo, Guanajuato, Querétaro y Zacatecas. Algunos de los municipios más importantes, además del de la capital, son: Matehuala, Río Verde, Tamuín, Ciudad Valles, Tamazunchale, San Vicente Tancuayalab y Charcas entres los cincuenta y ocho totales.

San Luis Potosí en la historia

El actual Estado de San Luis Potosí perteneció en territorio a las zonas llamadas Aridoamérica y Mesoamérica y antes de la conquista fue poblado al Norte y al Oeste por otomíes y chichimecas, grupos que no formaron asentamientos por su estilo de vida como recolectores y cazadores, mientras que al Sur y Este habitaban los grupos huasteco, xi, o’ui o pame y náhuatl, que permanecen ahí hasta nuestros días.

Desde el descubrimiento de yacimientos mineros en 1592 comenzó a desarrollarse el Estado, especialmente la capital que fue llamada San Luis Rey Potosí en honor al rey Luis IX de Francia y en similitud a las ricas minas de Bolivia, con las que esperaban competir. Tras la invasión Americana de 1846, la participación de San Luis Potosí hizo que el Estado fuera llamado San Luis de la Patria ya que una buena parte de los elementos y caudillos de las fuerzas armadas provenían de ese Estado e incluso, durante la intervención francesa de 1863, San Luis Potosí fue capital del país por decreto del Presidente Benito Juárez.

El sabor del Estado

La gastronomía potosina goza de una riqueza basada en la tradición indígena cuyo ingrediente principal es el grano del maíz. Fue hasta los periodos de la conquista y la colonia que dicha cocina se mezcla con la extranjera proveniente de España y comienza a incorporar la carne de puerco y la de pollo entre otras más adelante. La variedad es muy amplia, como en la mayoría de los estados de la república, y puede ser representada claramente por el fiambre potosino, un platillo que incorpora lengua de res, patas de puerco y carne de pollo acompañadas de verduras y vegetales cocinados con especias aromáticas y para dar sabor, los tacos potosinos o tacos rojos de queso, muy típicos del estado, similares a las enchiladas mineras pero con un toque de sabor único perteneciente a los ingredientes de San Luis Potosí.

Postres como el queso de tuna, las natillas de leche de cabra o las siempre deliciosas campechanas. Claramente según la región del Estado en que te encuentres podrás probar más y diferentes platillos, por mencionar otros cuantos, como los tamales en hoja de plátano de la Huasteca o el zacahuil conocido como “el tamal de los tamales” en la misma región, la barbacoa de hoyo que es popular en varios estados del país y claramente las enchilada potosinas que encontrarás en diferentes versiones por toda la región.

Te puede interesar  Top 5 destinos playeros para el verano en México.

El lado verde de San Luis Potosí

Es claro que la diversidad de este Estado no se limita a su gastronomía y una muestra de ello son las especies que habitan en su territorio dispersas en las más de quince áreas protegidas, parques nacionales o estatales y reservas naturales con que cuenta San Luis Potosí. Algunas de las especies emblemáticas en el Estado son el armadillo, el pecarí que es una especie de porcino similar al jabalí que se encuentra en toda la región, el arce sacarino, un árbol de rápido crecimiento que se ha diseminado por todo el Norte del continente, el puma que junto que el lince rojo son los felinos más grandes en el país y en la zona, el cactus erizo que recibe nombres como bola de oro o asiento de suegra en la región, el cardón, algunas especies de ardillas nativas de norte américa, algunos zorros, el abundante zopilote negro que pertenece a su propia familia de denominación biológica, loros y papagayos, nopal, víbora de cascabel, venado cola blanca y el árbol emblema del estado, el pino ponderosa.

Sitios de naturaleza de gran interés

Así como su gastronomía, su flora, su fauna y su historia, los sitios de interés en San Luis Potosí son igualmente abundantes y aunque quisiéramos enunciártelos todos y cada uno no nos alcanzaría todo el equipo de redacción para realizarlo. Ya que ese es el caso te mencionaremos ahora algunos de los más impresionantes y te platicaremos un poco de ellos en seguida:

El sótano de las golondrinas

Localizado en Aquismón, es un área de doscientas ochenta y cinco hectáreas que conforman el área protegida de régimen estatal que fue el quince de marzo de dos mil uno declarada Monumento Natural y es administrada por la Secretaría de Ecología y Gestión Ambiental. Se caracteriza por un abismo natural de cerca de quinientos metros de profundidad que la erosión del agua fue formando con el tiemo en la piedra caliza que la rodea.

El Salto o Cascada del Salto

Ubicada a ciento setenta y un kilómetros de la capital del Estado, en el Municipio de El Naranjo, es una cascada de setenta metros de altura que sólo puede visitarse en semana santa y durante la época de lluvias debido a una planta hidroeléctrica que se encuentra en la parte superior de la misma. El balneario natural que la cascada genera en su base se conforma por diversas pozas de color verde turquesa que resultan ideales para un relajante nado que hace la limitación de fechas digna de esperar.

Te puede interesar  Puebla, mucho más que una ciudad con iglesias

La Cascada de Tamul

Esta cascada es el salto de agua más grande en el estado y se encuentra en el cañón del río Santa María que tiene más de trescientos metros de profundidad. La cascada misma tiene ciento cinco metros de altura y se ubica también en el municipio de Aquismón a cerca de 75 minutos de Ciudad Valles.

Cerro de San Pedro

Un municipio y cerro en el centro del Estado, dignos de ser visitados por su valor histórico y belleza en el paisaje natural y urbano, municipio que se originó por la extracción oro y plata en la zona durante el virreinato de la Nueva España a pesar de ser un cerro sagrado para las poblaciones indígenas de guachichiles que ahí vivían en tiempos prehispánicos y quienes formarían aquí el primer asentamiento de los pobladores de la ciudad que hoy es San Luis Potosí.

Después de esta información no nos queda más que preguntarte ¿en verdad no te animarás a visitar San Luis Potosí? Es una tierra de historia y naturaleza que te dejará impresionado y con ganas de volver a visitarlo.

Como siempre te recordamos ser un turista responsable y sustentable en todo sitio que visites para que otros puedan disfrutar del lugar mucho tiempo después de ti, nunca dejes de viajar por las bellezas naturales de México y siempre prefiere el ecoturismo al turismo de consumo.

Una opción más para el turista sustentable la encontrarás en Monterrey, una ciudad con mucho más que un gran desarrollo industrial y una zona urbana creciente… https://www.viajacompara.com/blog/el-lado-natural-de-monterrey

No olvides revisar todas nuestras sugerencias sobre eco turismo, turismo sustentable y turismo responsable en este sitio https://www.viajacompara.com/blog/?s=earthgonomic

COLABORACIÓN DE EARTHGONOMIC MÉXICO, A.C. Nuestra misión es fomentar el desarrollo de la sociedad en armonía con el entorno natural y el respeto a los seres vivos. Para más información visita: www.earthgonomic.org                                Twitter @Earthgonomic y Facebook /Earthgonomic

Write A Comment