El Estado de Puebla, junto a su capital Puebla de Zaragoza, es mucho más que las iglesias que se pueden visitar en esta hermosa ciudad. Si bien es cierto que Cholula es conocida como la ciudad en que hay una iglesia para cada día del año, el Estado y la cultura en su totalidad forman parte de la historia de México desde tiempos anteriores a la llegada de los españoles. El valle poblano, rodeado por cúspides como el Acueyametepec (hoy Loreto y Guadalupe), el Amalucan conocido como el Tepoxuchil o el mismísimo Citlaltepetl, el Pico de Orizaba, en su extremo oriente y en la frontera con el estado de Veracruz, alberga la ciudad capital del Puebla y también grandes atractivos turísticos tanto urbanos como ecológicos, como el Parque Estatal Flor del Bosque.

Puebla siempre ha sido muy importante para el país debido a su ubicación, su clima y sus recursos, prueba de ello es que los restos más antiguos de cultivo de maíz encontrados en el país se encontraron en este Estado, cerca de la región de Tehuacán para ser exactos. Cantona y Cholula fueron ciudades importantes durante la época prehispánica que tuvieron sede dentro del estado e incluso durante la época virreinal la angelópolis fue de suma importancia para la Nueva España por su estratégica ubicación entre el puerto de Veracruz y la Ciudad de México.

Gastronomía en Puebla

A raíz de esta importancia prehispánica, estratégica en líneas de comunicación con la capital durante el virreinato y ahora en la actualidad, la gastronomía poblana es una de las más diversas y sabrosas de la república con el huaxmole de la mixteca, los chiles en nogada, una gran variedad de dulces y claramente el moles poblano como su mayor representante.

Claramente, y como en la mayor parte del país sucede, la gastronomía tradicional de Puebla es producto de una amplia serie de influencias provenientes de otras regiones y acentuadas con el mestizaje de la conquista, pero que mantiene fuertes sus raíces y no abandona los ingredientes locales y originales de las antiguas tradiciones.

Ahondando en uno de los platillos nacionales que proviene de esta región está la historia del por todos conocido mole poblano, cuya leyenda habla de Sor Andrea de la Asunción creando el platillo para la visita de un obispo y de la expresión de una de sus compañeras al ver a la primera moles los ingredientes como bautismo del platillo. En realidad hoy en día sabemos que la palabra mole proviene del náhuatl y sabemos bien que salsas y preparaciones similares al moles existen en la gastronomía mesoamericana desde antes de la llegada de Cristóbal Colón.

Te puede interesar  Top 5 destinos playeros para el verano en México.

Otro de los platillos nacionales originario de este estado consiste en tomar un chile poblano, rellenarlo con carne guisada acompañada de pasas, almendras, manzanas y una pera muy característica de la región, la pera panochera. Una vez relleno este chile se procede a capearlo y bañarlo en la salsa que le da su nombre, la nogada, y terminamos colocando granos de granada a manera de adorno para este espectacularmente sabroso platillo que, si eres mexicano ya lo has deducido, es el chile en nogada, tradicionalmente preparado en la época patria, en el mes de septiembre, en que se celebra el aniversario de la independencia nacional.

Plantas y animales en la región de Puebla

No menos importante que su historia y su gastronomía es la rica biodiversidad del Estado que, por mencionar algunas especies, se ve representada por nutrias, coyotes, zopilotes negros gatos monteses, armadillos, cenzontles, cacomixtles, tlacuaches, ajolotes, flores de cempoalxóchitl o cempasúchil, yuca y agave.

Entre las especies vegetales destacables por su valor de consumo existen algunas como el mezquite, de la que se fabrican alimentos y bebidas y que cuenta con características medicinales antibacterianas, el garambullo, con alto contenido en fibra y auxiliar en tratamientos para diabetes y enfermedades renales, y la quitilla, con propiedades antioxidantes y altas cantidades de minerales, proteínas y vitaminas.

Sitios de interés y espacios ecoturísticos.

Además de todo lo anterior mencionado que podrás ir disfrutando a lo largo del desarrollo de tu visita en este hermoso Estado ahora queremos dirigir un poco tu recorrido por el territorio, tal vez quieras visitar algunos de sus pueblos mágicos como Cuetzalan del Progreso, Zacatlán de las Manzanas, Cholula o Chignahuapan, aunque nosotros te recomendaríamos mucho más visitar sitios naturales como el Valle de Piedras Encimadas, dentro del municipio de Zacatlán y a tan solo 25 kilómetros de la cabecera municipal, dónde apreciarás formaciones de roca con hasta veinte metros de altura, aunque en promedio dichas formaciones tienen sólo diez metros hasta su punta, y actualmente se encuentran ya en un parque ecoturístico propiedad del estado que ha ido creciendo en extensión por esfuerzo del gobierno desde el 2002, año en que fuera creado.

Te puede interesar  El arte bajo las aguas de Cancún

Otra belleza natural que podría resultarte de gran interés es la original Cascada Cola de Caballo que tiene más de cuarenta y cinco metros de altura y es alimentada por aguas del río Atoyac. En este sitio ubicado en al poniente del municipio de Molcaxac, aproximadamente a doscientos kilómetros al Suroriente de la capital Puebla de Zaragoza, podrás practicar algunos deportes extremos o simplemente disfrutar de la tranquilidad de la naturaleza en el área.

Otros sitios que comparten esas características de tranquilidad y belleza natural y que seguramente te interesará conocer más a detalle son el Paleo Parque Las Ventas, ubicado en Zapotitlán Salinas, sitio dónde disfrutarás de la mixteca poblana a través de una exhibición biológica y paleontológica, las salinas como nuestros ancestros prehispánicos solían hacer, conocerás canteras de ónix y admirarás La Capilla Enterrada de Zapotitlán, todo esto rodeado de la naturaleza del lugar; y la Barranca de Actiopan, “Dónde brota el agua”, una reserva de la biósfera dónde podrás fotografiar y admirar la flora y fauna local, practicar deportes como senderismo y ciclismo de montaña, andar a caballo, visitar una pequeña presa y las ruinas de una refresquera o participar en programas de rescate de flora y fauna para preservar el espacio natural que el estado nos ofrece.

Así que ahora sabes un poco más de lo mucho que Puebla tiene para ofrecernos, dejamos en ti visitar los sitios que te sugerimos y otros como Acolhua, Atitlán o la Barranca el Tabaco, todo teniendo en mente la sustentabilidad de ser un turista responsable y no contaminante para disfrutar de sitios como estos por generaciones… ¿Estás listo para disfrutar el lado natural de México?

Si quieres mayor información al respecto no dejes de escribirnos y leer nuestras otras sugerencias en el blog. https://www.viajacompara.com/blog/?s=earthgonomic

Una opción más para el turista sustentable la encontrarás en Yucatán, una tierra que te conectará a nuestro pasado prehispánico a través de su misticismo… https://www.viajacompara.com/blog/yucatan-una-ventana-a-tiempos-antiguos/

COLABORACIÓN DE EARTHGONOMIC MÉXICO, A.C. Nuestra misión es fomentar el desarrollo de la sociedad en armonía con el entorno natural y el respeto a los seres vivos. Para más información visita: www.earthgonomic.org Twitter @Earthgonomic y Facebook /Earthgonomic

Write A Comment