Si vives en la Ciudad de México o cerca de ella seguramente conoces el Estado de Morelos por su popular ciudad capital Cuernavaca, llamada “La Ciudad de la Eterna Primavera”. Esta ciudad, que también es la más poblada del Estado, es de los destinos preferidos por los capitalinos para disfrutar un fin de semana lejos de casa, junto con ciudades como Yautepec, Oaxtepec, Cuautla o Cocoyoc, que brindan un clima de templado a cálido para aprovechar en las miles de piscinas que se encuentran en sus casas.

Pero no sólo el Sol primaveral y las casas con alberca son la oferta turística del Morelos, también cuenta con pueblos mágicos como Tepoztlán o Tlayacapan, zonas arqueológicas como Xochicalco, Teopanzolco y Coatetelco, además de otras dieciocho contabilizadas por el Instituto Nacional de Antropología e Historia, con áreas naturales protegidas como la Sierra Montenegro en los municipios de Jiutepec, Yautepec, Emiliano Zapata y Tlaltizapán o el Cerro de la Tortuga en los municipios de Zacatepec y Puente de Ixtla. Como verás el Estado de Morelos es mucho más que albercas y casas de fin de semana.

Gastronomía

Podrías imaginar  que por el tamaño del Estado en su cocina no hay diferencias relevantes con respecto la cocina de los Estados aledaños como Puebla, el Estado de México o la Ciudad de México, pero te estarías equivocando. La cocina de Morelos tiene una personalidad propia, que si bien hoy en día ha incorporado notas de otras cocinas incluso internacionales, mantiene su sabor tradicional en sus platillos y sobre todo en sus ingredientes oriundos de la región que dan lugar a manjares como lo tamales nejos, de frijol quebrado o las tortas de flor de colorín o tzompantle.

Algo muy tradicional en la cocina de Morelos son los jumiles con tortillas azules, algo muy característico en los hábitos alimenticios de los indígenas americanos a pesar de la visión europea de lo que puede y no considerarse “alta cocina” ya que los jumiles, también conocidos como xotlinilli o chinche de monte, son pequeños insectos con propiedades analgésicas y anestésicas y de un característico sabor con toques similares al de la canela, toques que provienen de los tallos y las hojas del encino, árbol del cual se alimentan estos pequeños insectos.

Flora y fauna de Morelos

Otro aspecto que hace atractiva esta región es su amplia biodiversidad que se ha visto amenazada por el crecimiento urbano de la zona, crecimiento descontrolado que proviene de la Ciudad de México y los Estados que rodean al de Morelos poniendo en riesgo el hábitat de animales característicos como el armadillo, el coyote, la serpiente de cascabel o el tlacuache; y de árboles y plantas como el encino, el cactus erizo o el hermoso ahuehuete, árbol nacional de México.

Te puede interesar  Los 4 parques temáticos más divertidos de la Riviera Maya

En sus áreas de conservación se pueden apreciar otras especies como la valeriana, el amate, algunas orquídeas, otros tipos de cactus, el ampliamente diseminado venado cola blanca, escorpiones, pájaro reloj y tortuga casquito, por mencionar sólo algunas pocas de las muchas que en la región se pueden encontrar.

Ecoturismo en Morelos

El Estado de Morelos también cuenta con muchas áreas en que se puede disfrutar del medio ambiente de manera sustentable, ayudando al planeta y a los residentes de las zonas en que se elige esta organización para explotar el entorno sin afectarlo.

En Morelos existe la red TAZIMor, red de Turismo Alternativo en Zonas Indígenas de Morelos, la cual ubica opciones que van desde espacios para acampar o para practicar senderismo hasta sitios dónde practicar actividades como rapel o dónde se encuentran instaladas tirolesas desde las cuales apreciar hermosos paisajes.

El ecoturismo en Morelos pretende que las áreas en que se realicen actividades referentes a este estilo de turismo conserven su identidad y sobre todo protejan el ambiente y el entorno de manera en que el desarrollo de las visitas no afecten el ecosistema e incluso lleguen a favorecer su desarrollo y recuperación.

Busca también incorporar a la sociedad como unidad para generar un trabajo en equipo en la conservación del espacio sin ignorar la necesidad de captación de más visitantes pero aprovechando, de acuerdo con la región, la conservación de conventos coloniales, sitios arqueológicos y sobre todo del medio ambiente que los rodea para lograr que tanto comunidades indígenas, sociedad general y visitantes participen en la conservación integral del entorno natural en el sitio turístico.

La Poza de Quetzalcóatl

Muy cerca de la capital del país se encuentra una formación legendaria en el terreno, la Cañada de Quetzalcóatl, un pequeño cañón rodeado de misterio que corre desde Amatlán de Quetzalcóatl hasta las planicies de Yautepec. El río que ahora la recorre se encuentra parcialmente seco como efecto del calentamiento global y la sobre explotación de los mantos en la república, pero aún se puede apreciar una exuberante belleza natural en el sitio, sobre todo en el que ahora nos atañe, La Poza de Quetzalcóatl.

A lo largo del cañón se puede disfrutar de una hermosa ruta de senderismo en la que es posible practicar rapel hasta llegar a la poza de la que te hablamos, lugar en que, según la leyenda, nació el Dios Quetzalcóatl, al que seguramente podrás ver caminando por ahí con sus sandalias de oro, si permites a tu imaginación volar un poco o si los chamanes que regularmente visitan el sitio para realizar sus rituales rodeados del misticismo del lugar logran influenciarte para entrar en un trance y en contacto con la naturaleza a través del espíritu del principal Dios Azteca y Tolteca.

Te puede interesar  Conoce las mejores playas de Huatulco

La Poza de Quetzalcóatl es sólo el lugar que elegimos mencionarte por lo emblemático de su leyenda, aunque el en Morelos puedes disfrutar de muchos otros sitios naturales como el Centro Temachtiani en Tepoztlán, desde donde hay visitas guiadas a la poza; el Parque Recreativo Totolán en Coajomulco, donde podrás disfrutar de su tirolesa o de un tranquilo paseo a caballo.

También puedes visitar el Parque Cuentepec Extremo en Temixco, con actividades no aptas para cardiacos y paisajes que disfrutarás entrando a cavernas o dejándote caer en la tirolesa de uno de los circuitos más grandes en el país; el Parque de los Venados Acariciables en Napopualco, donde disfrutarás de una estancia rodeado por el bosque, sus aromas y los sonidos de los animales que para goce del visitante resultan muy amigables; además de muchos otros sitios que si te das la oportunidad podrás ir descubriendo con el paso del tiempo.

Recuerda que uno de los objetivos principales del ecoturismo es siempre reducir el impacto negativo que la actividad genere. Este objetivo no se limita al medio ambiente, involucra a la sociedad, habitantes locales y a nosotros como visitantes para generar fondos para la conservación de la riqueza natural del sitio donde se lleva acabo. Es por eso que te recordamos, como siempre, que debemos ser turistas responsables y sobre todo sustentables para permitir a futuras generaciones disfrutar de este hermoso lugar que es nuestro hogar, el planeta Tierra.

Una opción más para el turista sustentable la encontrarás en San Luis Potosí, tierra de diversidad y cultura natural… https://www.viajacompara.com/blog/san-luis-potosi-tierra-de-diversidad-y-cultura-natural/

No olvides revisar todas nuestras sugerencias sobre eco turismo, turismo sustentable y turismo responsable en este sitio https://www.viajacompara.com/blog/?s=earthgonomic

COLABORACIÓN DE EARTHGONOMIC MÉXICO, A.C. Nuestra misión es fomentar el desarrollo de la sociedad en armonía con el entorno natural y el respeto a los seres vivos. Para más información visita: www.earthgonomic.org Twitter @Earthgonomic y Facebook /Earthgonomic

Write A Comment